Persiste la tercerización en CTA-Sural

0
121

Llegado el plazo límite para ponerle fin a la tercerización, el pasado 1ero de mayo, y por el incumplimiento de este decreto, un grupo de trabajadores de la Fábrica Comercial Técnica del Aluminio (CTA)- Sural, emprendieron acciones de inconformidad. El vocero y representante de la masa obrera, Mervin Moreno, aseguró que la batalla que vienen dando por sus derechos laborales está amparada por el Ministerio del Trabajo.

«Estamos esperando a los representantes de la Inspectoría del Trabajo para que examinen las condiciones económicas y la estabilidad laboral de nuestros compañeros aún tercerizados. El lunes nos reunimos con el ciudadano Guillermo Mosqueda, gerente de Recursos Humanos de la empresa CTA, quien trató de sobornarnos con dinero para que dejáramos la lucha de momento, nos amenazó con quitarnos los puestos de trabajos si no aceptábamos su petición. Es por esa razón que acudimos hasta la Inspectoría, para colocar la respectiva denuncia».

Moreno y sus compañeros de labores repudian contundentemente estas acciones, ya que manifiestan estar desamparados por la contrata de trabajo y sin recibir remuneración por su trabajo. «Permanecemos en los puestos de trabajos simplemente porque gozamos de una inamovilidad laboral y un amparo que nos da el estado».

CONTRATAS ILEGALES

Los trabajadores aseguran que algunos jefes de la empresa Sural están subcontratando a otras personas sin hacerles la previa notificación, violando los reglamentos de ley.
«En la reunión que tuvimos el lunes pasado, Eusebio Rodríguez presentó un acta de parte de la contrata Innovei de CTA, exigiendo que nos sacaran del puesto de trabajo, cuestión que inmediatamente rechazamos, pues somos dignos trabajadores y productores de esta empresa, es por esa razón que no nos doblegamos a los poderes absolutos y reclamamos un derecho que por ley nos corresponde».

DERECHOS LABORALES

El expresidente Chávez decretó hace tres años el fin de la subcontratación en las empresas básicas, dando un plazo para su ejecución, basado en la idea de que los derechos de la masa obrera debían ser justos.

«Eso lo dijo el Estado venezolano y está consagrado en la ley. Estamos subcontratados y en una ocasión fuimos víctimas de estafas por los directivos de la empresa. Hoy en día no se nos pagan los beneficios correspondientes al tabulador a través de la contrata Innovei. Los abogados de las empresas supieron del proceso y se movieron a la Inspectoría a tratar de detener el proceso»
De esta manera los trabajadores denuncian la presunta intención de los directivos de CTA-Sural, de querer sacarlos de sus puestos de trabajo de manera arbitraria, argumentando que estando fuera de sus labores la lucha a favor de sus derechos se tornará más complicada.

«NO TRANCAREMOS CALLES»

Aunque lo declarado por Mervin Moreno, vocero principal del proceso en la empresa CTA-Sural, contrata Innovei, remite los motivos para tomar las calles adyacentes a la empresa, los compañeros expresaron que mantienen la cautela, pues esperan que una comisión de la Inspectoría del Trabajo resuelva la situación. Sin embargo, destacaron que en caso de no obtener una respuesta concreta no dejarán la lucha por sus derechos laborales y se verán obligados a tomar acciones contundentes.