30 años de prision a un hombre y 15 a su madre por asesinato de mujer e hijos

0
3758

Casi dos años han pasado del asesinato de una joven madre, junto a dos niños y un sobrino, en Punta de Mata, municipio Ezequiel Zamora, del estado Monagas, y las instancias ejecutoras de justicia dictaron sentencia contra el imputado y su progenitora.

El pasado lunes 15 de noviembre, el Tribunal Primero de Juicio del estado Monagas, durante la audiencia, condenó a 30 años de presión a José Ignacio Solórzano Benavides (29) por su participación en el crimen ocurrido en el sector Francisco de Miranda, en casa de las víctimas.

Las víctimas de este horrendo crimen, el cual conmocionó a la opinión pública del Oriente del país? fueron Glendys Carolina Rangel (23), Aarón Solórzano Rangel (4), Junior Solórzano Rangel (2) y José Gregorio Castillo (8).

Por este caso, también se dictó a condena de 15 años de cárcel para la Mercedes Benavides, madre del imputado.

La información la dio a conocer la hermana y tía de las víctimas, Cecilia Víctor, quien además expresó vía telefónica que, “aunque intentaron manchar la memoria de mi hermana la verdad salió a flote y se hizo justicia”.

Explicó la fuente que los cargos por los cuales fue imputado Solórzano Benavides son feminicidio y homicidio agravado en perjuicio de tres menores.

El sitio de reclusión, según la decisión del Tribunal ejecutor, es el Centro Penitenciario de Oriente (CPO), también conocido como cárcel de La Pica.

Día del crimen
La mañana del 26 de noviembre de 2019 arrancó con una trágica noticia, el silencio se apoderó de los habitantes del sector Francisco de Miranda de Punta de Mata, al oeste del estado Monagas.

Dentro de una vivienda ubicada casi al final de la calle 3, fueron hallados los cadáveres de las víctimas. Los cuerpos quedaron en una misma habitación, todos con heridas por arma blanca.

La dantesca escena fue presenciada por una niñita que lograron introducir a la vivienda luego que un vecino de Glendys la llamara varias veces a la puerta y ésta nunca respondiera.

La niña gritó desesperadamente al ver sangre por todos lados; cuando los familiares y vecinos de la muchacha lograron pasar por el fondo confirmaron lo que la pequeña narraba.

Ocurrió que en horas de la noche del 25 de noviembre, Solórzano sostuvo una discusión con Glendys  por celos, el joven no aceptaba la ruptura amorosa y pensaba que ella salía con otro hombre, indicaron los medios regionales en ese momento.

Luego de un forcejeo acabó con su existencia, los niños al despertarse con el escándalo fueron brutalmente agredidos por su papá.

De acuerdo a fuentes ligadas al suceso, uno de los pequeñines intentó salir corriendo pero el hombre lo alcanzó y apuñaló por la espalda y luego le cortó el cuello.

Bañado en sangre, el hoy condenado llegó a su vivienda y su mamá Mercedes, lavó la ropa y habitación del joven.

Durante las experticias, los expertos del Cicpc determinaron la participación del sujeto en el cuádruple homicidio y la complicidad de su mamá. Actualmente ambos se encuentran recluidos en el Cicpc Maturín.

El caso fue diferido muchas veces 
Cecilia Víctor, hermana de Glendys y tía de los niños, explicó que las audiencias fueron diferidas más de cinco veces, “que nuestro caso también llegue a manos del Fiscal Nacional para que revisen lo que aquí ocurre, siempre nos dicen que esperamos que estos casos demoran. Queremos justicia”, añadió.

Abogaron por sus familiares 
Ante los señalamientos de los monaguenses contra el detenido, “El Monstruo de Punta de Mata”, la familia Solórzano Benavides visitaron la redacción para aclarar lo que ellos consideraron es parte de los hechos.

Marisel Benavides, tía de José Ignacio y hermana de Mercedes Benavides, madre del acusado también detenida en el Cicpc por su presunta complicidad en el cuádruple homicidio, afirmó que “se descubrió un fraude procesal en el caso y que el mismo está siendo investigado desde hace semanas por la Fiscalía del estado”.

Detalló que “se trata de las supuestas declaraciones del hermano e hijo de los responsabilizados en el atroz crimen”. Marisel afirmó que la entrevista a la que “nunca acudió mi sobrino” tiene su firma y huella falsificada.

Benavides destacó que, en su derecho como parientes de los señalados, “hemos pedido más de 3 medidas cautelares para mi hermana pero no han sido aprobadas”.

Marisel dijo que su hermana Mercedes sufre de tensión arterial y problemas en los riñones.

Debido a ello, han solicitado en varias oportunidades una medida cautelar para la mujer de 58 años, “sin embargo, han sido engavetados” dijo al solicitar a las autoridades que cedan ante la constante petición de la familia por el bienestar de la acusada retenida  supuesta complicidad. ARMANDO GRUBER