Tres comunidades de la parroquia Unare carecen de servicios públicos

0
836

Un grupo de personas pertenecientes a las comunidades de Villa Roberto, Luces de Puerto Ordaz y Villa Robert cerraron la avenida Paseo Caroní por no poseer varios de los principales servicios públicos como asfaltado, alumbrado y seguridad peatonal.

Este lunes desde tempranas horas de la mañana los habitantes de estos tres sectores pertenecientes a la parroquia Unare de Puerto Ordaz, se concentraron en el semáforo ubicado al frente de la estación de servicio.

Con cauchos, ramas y otros objetos los residentes protestaron y no permitieron el paso de los vehículos que transitaban por la autopista Paseo Caroní o que bajaban desde el terminal de pasajeros por la carretera Norte Sur 1.

Reclamos

Entre las exigencias de la comunidad está el asfaltado de las calles y el alumbrado público, respecto a esto, los vecinos alegan que desde hace más de 10 años aproximadamente esperan por estos servicios básicos.

Cristian Páez, quien lleva más siete años en Villa Roberto, señaló que el nuevo gobernador Justo Noguera prometió asfaltar las calles de las comunidades cuando estaba en plena campaña electoral.

Sin embargo, ahora que ocupa el cargo como máxima autoridad del estado, lo que ofreció no lo cumplió, razón por la cual los ciudadanos de estos sectores continúan con las mismas carencias.

Otra de las quejas, es la cantidad de basura y la falta de desmalezamiento que tiene el área de entrada a la comunidad. Esto ha generado que el transporte público no transite por las vías urbanas del sector.

Delincuencia

A raíz de que el transporte urbano no llega hasta los sectores en cuestión, los residentes se ven en la obligación de caminar desde la bomba adyacente al semáforo hasta sus respectivos hogares, con el riesgo de ser una víctima más del hampa.

“Muchas personas han sido robadas después de que se bajan de los autobuses, todo a causa de que no hay alumbrado y los maleantes aprovecha esto”, indicó Páez.

De acuerdo con las versiones de los protestantes, el robo es cada vez más común en la zona, por ello solicitan al Gobernador que se aboque y responda por las promesas incumplidas hasta ahora.

“Justo Noguera estuvo tres veces por estos lares antes de ser Gobernador y prometió todos los servicios para la comunidad, hasta la fecha no ha cumplido ninguno. Por ello, exigimos una respuesta sincera y rápida a la situación”, señaló Andreina García, otra de las manifestantes.

Afectados

Aproximadamente 800 familias están siendo afectadas por la falta de los servicios públicos, desde las personas que van al trabajo hasta los niños que se dirigen a sus escuelas. Todos pasan penurias, por ello, manifestaron que de no recibir una respuesta, realizarán nuevamente otra actividad en la calle.