Tribunal en Carúpano ordenó cárcel  en contra de infante de marina que asesinó a una sargento

0
880

El Tribunal Primero de Control de la Circunscripción Judicial de la ciudad de Carúpano, estado Sucre, ordenó la privativa de libertad contra el infante de Marina, Yefri Sánchez, de 19 años, destacado en esa entidad por ser el presunto autor material del feminicidio de la sargento segunda de la Armada, Yoseiris Ramírez.

 Una fuente ligada al Cicpc de la subdelegación Carúpano señaló que evidencias incautadas en la escena del crimen en la base naval de esa ciudad costera, determinaron que el infante de la armada, Sánchez asesinó presuntamente a la sargento Ramírez porque no soportó y  no toleró recibir órdenes de una mujer, en la cadena de mando militar.

La fuente policial precisó que Sánchez había ofrecido una primera versión o coartada que luego fue descartada, cuando las evidencias y pesquisas de los investigadores del CICPC determinaron que eran falsas.

Estas declaraciones iniciales del imputado giraban en torno a que su compañera de guardia se encontraba manipulando un armamento que portaba para el servicio (Fusil Ak 103), el cual accionó de manera accidental en contra de su propia humanidad.

Así ocurrieron los hechos:

El sábado 23 de enero, se halló a Ramírez con un impacto de bala en la zona torácica, dentro de la Escuela de Capacitación y Formación de la Infantería de Marina Bolivariana, Contralmirante Armando López Conde (en Guaca, estado Sucre), lugar donde se encontraba destacada.

Tres días después de conocerse su muerte específicamente, el 26 de enero, los vecinos y familiares de la comunidad de Los Cocos de Cumaná, lugar donde vivía la sargento de la Armada, exigieron que se esclareciera su crimen y aseguraron que la joven no tenía ningún problema con nadie tanto en la base militar como en el barrio donde creció allí gozaba de mucho aprecio entre sus  amistades. Por lo que descartaban que se haya disparado ella misma accidentalmente,

Especialista en psicología consultado al respecto definió el  feminicidio o femicidio de la sargento Ramírez como “un acto de violencia extrema contra las mujeres por el hecho de ser mujeres, es una de las violaciones de los derechos humanos más graves, extendida, arraigada y tolerada en el mundo”. Armando Gruber