Triple asesinato en La Paragua

0
333

Tres cuerpos sin vida fueron hallados en plena vía pública durante la tarde del domingo, en las adyacencias de la hacienda El Manantial, ubicada en la carretera que conduce hacia la población de La Paragua, al sur del estado Bolívar.


El hallazgo fue reportado a las autoridades por choferes que prestan servicios de transporte en la ruta Ciudad Bolívar – San francisco.
Versiones preliminares indican que los trabajadores del volante se estaban trasladando -como de costumbre- por la concurrida arteria vial, cuando se toparon con la dantesca imagen de tres hombres muertos tirados en plena calle.

Fuentes extraoficiales presumen que los ahora occisos eran mineros y fueron tiroteados por motivos ligados a su labor. Los cuerpos fueron arrojados en el lugar luego de ser asesinados en otro sitio. Vecinos del sector infieren que pudo haber sido en un sector minero aledaño donde se produjo el homicidio.

La vía donde fueron hallados los cuerpos, hasta ahora no identificados, se caracteriza por ser un lugar poco transitado, ya que es el canal por donde trabajadores y transportistas se dirigen hacia San Francisco para desempeñar sus labores.

Funcionarios del Centro de Coordinación Policial (CCP) Angostura fueron los encargados de custodiar la escena del crimen hasta la llegada de los sabuesos del eje detectivesco. Versiones oficiales ligadas al caso presumen que los sujetos asesinados fueron víctimas de un posible enfrentamiento por el control de algún sector minero.

Fuentes policiales señalaron que este tipo de hechos sangrientos son comunes en las adyacencias de La Paragua. Incluso, de manera extraoficial se han podido conocer sobre casos de asesinatos donde los cuerpos nunca aparecen, son escondidos por los mismos antisociales que dominan la región de explotación aurífera.

Detectives de la División Contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) hicieron el levantamiento de los cuerpos y procedieron a la recolecta de las pocas evidencias dejadas en el sitio del hallazgo.

En este tipo de homicidios son muy pocas las declaraciones obtenidas por posibles testigos. Inclusive, muchos de los que vieron y oyeron «algo» se mantienen alejados de cualquier entrevista policial por resguardo a su integridad.