Trump defiende su política de fronteras fuertes

El presidente prohibió el viernes la entrada a Estados Unidos durante 90 días de personas provenientes de Siria, Irán, Irak, Sudán, Somalia, Libia y Yemen

0
289

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, defendió este domingo su polémico veto decretado el viernes a la entrada de musulmanes de varios países islámicos.

«Nuestro país necesita fronteras fuertes y controles extremos. AHORA. Miren lo que pasa en Europa y en el mundo – un caos terrible, escribió Trump en Twitter, mencionó DPA.

En el marco de su política antiterrorista, Trump había prohibido el viernes la entrada a Estados Unidos durante 90 días de personas provenientes de Siria, Irán, Irak, Sudán, Somalia, Libia y Yemen. Además, vetó el ingreso a los refugiados de todas partes del mundo durante 120 días y a los de Siria incluso por tiempo indefinido.

Sin embargo, un tribunal de Nueva York anuló parcialmente en la noche del sábado la orden ejecutiva de Trump al dictaminar que todas las personas afectadas por la prohibición de ingreso que llegaron desde el viernes a Estados Unidos se pueden quedar en el país si cuentan con una visa válida.

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos dijo este domingo que seguirá aplicando el decreto antiinmigración del presidente Trump, pero que también acatará las decisiones judiciales que lo bloquearon parcialmente.

«La orden ejecutiva del Presidente sigue en pie. Los viajes prohibidos seguirán estando prohibidos, y el Gobierno de Estados Unidos se reserva su derecho a revocar las visas en cualquier momento si es necesario por seguridad nacional o pública», dijo el departamento en un comunicado, agregó AFP.

«La orden ejecutiva del Presidente afecta a una pequeña porción de los viajeros internacionales y es un primer paso para el restablecimiento del control de las fronteras estadounidenses y la seguridad nacional», añadió.

El Departamento de Seguridad Interior también dijo que «acatará las decisiones judiciales», lo que se presume que incluye la sentencia de una jueza federal que ordena a las autoridades que no deporten a los refugiados y otros viajeros detenidos en las fronteras estadounidenses.

Juezas se enfrentan a Trump

La jueza federal Ann Donnelly escribió en su decisión del sábado por la noche que devolver a esos viajeros a sus países de origen los expone a «daños sustanciales e irreparables».

Otra jueza federal de Virginia también publicó una orden temporal que impide durante siete días a las autoridades migratorias deporten a los residentes legales permanentes detenidos en el aeropuerto de Dulles, a las afueras de Washington.