Trump parte hacia Florida mientras Biden comienza día de investidura con servicio religioso en centro de D.C.

0
255

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronunció esta mañana sus últimas palabras como presidente en la Base Conjunta Andrews antes de partir hacia Florida, mientras que su sucesor, el presidente electo Joe Biden, llegó a una iglesia católica en el centro de Washington para una misa que dio inicio a su día de investidura.


Al dirigirse a los miembros de su familia, a unos cuantos miembros del personal y a algunos partidarios con el frío viento matutino, Trump dijo que fue su «mayor honor y privilegio haber sido su presidente», mientras que deseó a la administración entrante de Biden, a quien no mencionó por su nombre, «buena suerte», afirmando que «tienen la base para hacer algo realmente espectacular».
Trump también agradeció al vicepresidente Mike Pence, quien dio su último adiós al presidente el día anterior y optó por asistir a la investidura de Biden en lugar de a la ceremonia de despedida de Trump.
«Que tengas una buena vida, te veremos pronto», dijo el presidente en sus últimas palabras antes de subirse al avión con dirección sur que por última vez le fue designado, el Air Force One. Se dirigió al centro turístico Mar-a-Lago en Florida que fue llamado su «Casa Blanca de Invierno» durante su presidencia.
Poco después del despegue del vuelo de Trump, Biden llegó a la Catedral de San Mateo el Apóstol en el centro de Washington para asistir a una misa junto con su familia, la familia de la vicepresidenta electa, Kamala Harris, y los líderes del Congreso de ambos partidos.
Desde la década de 1930, los presidentes entrantes de Estados Unidos han asistido típicamente a los servicios de la Iglesia Episcopal de San Juan, al otro lado de la Plaza Lafayette, al norte de la Casa Blanca.
Sin embargo, Biden, que pronto será el segundo presidente católico, rompió esa tradición al rezar en San Mateo, donde se celebró la misa del funeral del presidente John F. Kennedy, también católico, el 25 de noviembre de 1963, tres días después de ser asesinado.
Se espera que Biden y Harris sean investidos alrededor del mediodía en el Capitolio de Estados Unidos, donde los asistentes a la ceremonia se están reuniendo poco a poco.Xinhua