Ubistas reclaman una mejor calidad educativa

0
75

Nuevamente los estudiantes que hacen vida en la Universidad Bicentenaria de Aragua (UBA) núcleo San Félix, mostraron su descontento la mañana de este lunes, por las diferentes irregularidades que vienen presentando desde algunos semestres, incluyendo el detonante principal, «la inseguridad».

Los ubistas afirman que han sido víctimas de robos en reiteradas ocasiones, sin embargo, aseguran no haber colocado la denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), para que este organismo de seguridad actúe en respuesta al flagelo que afecta a más de 2200 estudiantes de diferentes carreras.

Liliana Martínez, estudiante de Comunicación Social, comentó que «en los próximos días presentarán una carta al vicerrector académico Domingo Mora Márquez, quién arribará a la ciudad proveniente de Maracay para finiquitar el acto académico de los distintos estudiantes egresados». Esta iniciativa responde a la negativa del director de esta sede, José Luis Baamonde, quien no ha gestionado de mejor manera la vida estudiantil en la institución.

No solo presentan el problema de inseguridad, también se une a esto la condición de la infraestructura, que presenta deterioro y no ofrece un ambiente propicio para el desarrollo de las actividades académicas; además de la política de remunerar a los profesores por hora de clase impartida, alumbrado en las distintas áreas y la culminación del cercado que divide la universidad con otros sectores, puesto que la obra quedó a la mitad.

«A la universidad entra cualquier persona ajena, por eso exigimos que el uso del carné sea obligatorio, tanto para el personal directivo como estudiantado, esto sin dejar a un lado la condición de los salones, pues al entrar la noche parecen una cueva de lobos», añadió un estudiante.

A pesar de que la infraestructura es arrendada por tres empresas, estas no le brindan el mantenimiento adecuado, viéndose afectados los diferentes turnos educativos que hacen vida en la UBA. «Nosotros pagamos por una educación de calidad pero no vemos los resultados», resaltó Ramón Birrott, estudiante de Ingeniería en Sistemas.

PROPUESTAS EN MARCHA

Estudiantes comentaron que están discutiendo varias alternativas con el objetivo de que el recinto universitario pueda hacer frente a las diferentes calamidades que enfrentan día a día. Uno de estas sería implementar un dispositivo de seguridad en conjunto con el Cicpc, para que activen recorridos por las adyacencias de la institución durante todo el día y la noche, debido a los acontecimientos delictivos que ocurrieron la semana pasada.

David Medina, profesor de esta casa de estudios, destacó que es de vital importancia encontrar propuesta constructivas dentro y fuera de la universidad, al igual que activar cuadrantes del Plan Patria Segura, asignando a los estudiantes un número telefónico disponible las 24 horas para denunciar cualquier eventualidad, así como también una nueva administración para el horario de clases.

VIGILANCIA AUSENTE

Martínez comentó que la Universidad Bicentenaria de Aragua paga a una empresa contratista el servicio de seguridad, destacando la reducción personal, comprendiendo a su vez que en su mayoría son personas mayores que no están aptas físicamente para defender a la población ante cualquier irregularidad.

CALIDAD EDUCATIVA DEFICIENTE

Alumnos añaden que son varios los profesionales con buena trayectoria que se han retirado debido a los diferentes problemas que los aquejan, sin embargo, no descartan que el nivel de preparación mejore cuando las autoridades del núcleo principal ofrezcan respuesta positiva.

UNIVERSIDADES VÍCTIMAS DEL HAMPA

No solo es la Universidad Bicentenaria de Aragua (UBA), la única que sufre este flagelo, puesto que en los recintos internos de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG), también se han protagonizados eventos delictivos sin víctimas que lamentar.