Ultimado trabajador de la minería

0
85

Jesús Daniel Ramírez de 18 años, fue asesinado la noche del pasado viernes en el sector La Ceiba, del barrio Brisas del Orinoco, en San Félix.

Aproximadamente a las 9:15 pm, Kevin Monasterio de 18 años, fue a buscar a Jesús a su casa para invitarlo a una fiesta; los dos salieron tranquilamente a la «rumba», que se celebraba a unas cuadras del sector. Habían caminado aproximadamente dos cuadras y saliendo de una vereda fueron sorprendidos por varios sujetos a bordo de un vehículo Corolla, color blanco. Los antisociales, sin mediar palabras, comenzaron a disparar contra los dos amigos, quienes trataron de huir pero fueron alcanzados por los proyectiles.

Jesús Daniel recibió un tiro en el intercostal derecho, mientras que Kevin fue impactado en el glúteo derecho. Algunos vecinos que observaron lo ocurrido, indicaron que los verdugos dispararon y huyeron.

Johan Ramos explicó que «un amigo me aviso que mi sobrino estaba herido, cuando llegue lo auxilie y un pana me ayudó, lo montamos en la moto y lo llevamos al hospital pero Jesús Daniel murió en el camino».

La madre de Jesús señaló que su hijo al igual que ella trabajaba en las minas de El Callao, desde hace varios meses y había regresado hace quince días, por lo que cree que presuntamente lo mataron para robarlo. La mujer destacó que Jesús Daniel se había llevado 5 mil bolívares, sin embargo a los hampones no les dio tiempo revisar al infortunado, en busca de algo de valor.

Jesús Daniel era el mayor de ocho hermanos y deja en la orfandad una hija de dos años.

«MALAS JUNTAS»

Algunos allegados de Jesús Daniel, comentaron que el muchacho andaba con «malas juntas». «El grupo de amigos de Jesús era mala conducta, nada recomendables, bueno eran malandros». Por tal motivo los familiares presumen que puede tratarse de una venganza, por algún tipo de problema que tenía Jesús con sus amistades.