Ultimados al intentar robar la casa de un detective

Dos jóvenes abatidos y uno arrestado fue el resultado de un enfrentamiento ocurrido la madrugada del martes en Las Américas

0
946

En brazos de varios agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) agonizaban dos individuos.

La medianoche de este martes los sacaban heridos de la casa 27- 09 del barrio Las Américas, en San Félix; en donde minutos antes pretendían perpetrar un robo.

A diferencia de sus compinches Armando Espinoza, de 28 años, logró escapar de los proyectiles, pero no de la justicia: lo llevaban esposado.

Ahora deberá responder por los señalamientos ante la Fiscalía del Ministerio Público (MP) que lo imputará ante un Tribunal de Control en las próximas horas.

LA CONFRONTACIÓN

Cuando los del Cicpc arribaron al sitio, los delincuentes aún estaban dentro de la residencia y el perímetro repleto de patrullas.

Y es que la vivienda, ubicada en la calle José Martí, resultó ser de un detective de la policía científica, así que en poco tiempo las comisiones rodearon la zona.

Aunque los antisociales desenfundaron sus armamentos, la pericia de los sabuesos fue mejor.

En cuanto los sospechosos se desplomaron, fueron llevados -por el mismo grupo que le dio de baja- hasta el Hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo; sin embargo, dejaron de respirar antes de recibir atención médica.

Los caídos fueron identificados como Jesús Ernesto Navarro Zambrano, de 22 años y Anthony Jesús Rodríguez Zapata, de 19, al menos eran los nombres que reflejaban los documentos encontrados entre sus pertenencias.

Como parte de las diligencias, los datos del par serán chequeados a través del Sistema Integrado de Información Policial (Siipol) para corroborar si tenían registro o solicitud.

Colectan evidencias

Durante las actuaciones los pesquisas le incautaron al apresado una pistola Lorcin, calibre .22, sin seriales visibles, con su respectivo cargador provisto de una bala.

Por otro lado, en el escenario del tiroteo decomisaron la escopeta y el revólver contentivo de dos municiones, que -según- usaron Navarro y Rodríguez para enfrentarlos.