¿Un cronograma electoral polarizaste?

0
63

Sin duda es absolutamente positivo que ya tengamos un cronograma electoral transparente. Sin embargo es importante hacer dos aclaratorias: 1. El retraso de su publicación tuvo como intención, por lo menos, fortalecer una polarización que como dijo Ramos Allup, haga que cualquier opción por fuera de ella se convierta en «polvo cósmico y arena de playa» y 2. Su anuncio sería estúpido tratar de atribuírselo a los que hicieron huelga de hambre, dejando de lado que dicha decisión, aunque Jaqueline Farías había anticipado que sería después de las primarias del PSUV, fue tomada inmediatamente posterior a la reunión de Diosdado Cabello con Lula y Shannon.

Sobre el Primer punto debo aclarar que a pesar de todo el esfuerzo del CNE por negar la participación de nuevos factores políticos en las próximas elecciones, como en el caso de Marea Socialista, la aceptación del TSJ de abrir un proceso de impugnación ante la decisión del CNE es un triunfo parcial de la justicia sobre la sinrazón, pero la alianza de Marea Socialista y Mopivene para participar en las próximas elecciones parlamentarias es una respuesta política ante la intención de evitar que los tiempos judiciales, calculados políticamente, impidan que esta alternativa se convierte en el factor despolarizaste en las próximas elecciones.

Sobre el segundo aspecto, consideró que cada vez es más difícil negar que el gobierno de Maduro, a espaldas del proyecto del Presidente Chávez, es capaz de negociar con Dios y con el diablo, sólo por la preservación del poder por el poder mismo, y no por la lucha para la construcción del socialismo democrático venezolano y bolivariano.

Lamentablemente las desdibujadas políticas del gobierno del Presidente Maduro, difícilmente pueden considerarse como favorables a un proyecto socialista, cuando deja de defender las conquistas del proceso revolucionario y tampoco defiende a aquellos que viven de su trabajo por proteger a aquellos que viven del trabajo de otros.

Es imprescindible poner los puntos sobre las íes, el intento de profundizar la polarización es poco viable, y la posibilidad cierta que los actuales liderazgos desprestigiados de la polarización triunfen, dependerá de que la gente diga: Para un cambio de verdad, ni PSUV ni MUD.