Una «bofetada»

0
93

Caracas.– El presidente venezolano, Nicolás Maduro, reconoció la contundente derrota que sufrió el oficialismo a manos de la oposición en las elecciones legislativas del domingo, y dijo que la recibe como una «bofetada» para enfrentar el futuro.


«Viendo estos resultados hemos venido con nuestra moral, con nuestra ética, a reconocer estos resultados adversos, a aceptarlos y a decirle a nuestra Venezuela que ha triunfado la Constitución y la democracia», dijo en una alocución televisiva desde el palacio presidencial de Miraflores.

El mandatario instó a sus partidarios a admitir este revés «en paz» y revisar las cosas que hay que rectificar», al tiempo que señaló que «las fuerzas revolucionarias están de pie, con la moral intacta».

«Esto lo agarramos como una bofetada para los tiempos que nos toca actuar hacia el futuro», subrayó Maduro, acompañado de varios de los pesos pesados del chavismo, ante quienes manifestó que «se abre una nueva etapa que va a exigir cada vez más calidad política en la estrategia y la acción frente al pueblo».

El gobernante también exhortó a sus contradictores a «poner fin a la guerra económica», como denomina a la crisis reflejada en la escasez de alimentos y medicinas, alta inflación y una profunda devaluación del bolívar.