Una Ciudad Guayana de progreso es lo que anhelan sus ciudadanos

0
840

El compromiso es un factor importante para lograr una mejor región

Hoy 2 de julio se cumplen 60 años de la Fundación de Ciudad Guayana, la urbe que converge en una sola a Puerto Ordaz y San Félix, considerada en toda Venezuela como la ciudad industrial gracias la existencia en su territorio de las empresas del holding de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

En 1961 un día como hoy se colocó en el Parque de La Fundación, la piedra fundacional de Ciudad Guayana, pensada y planificada en su momento por el general Rafael Alfonzo Ravard y su equipo junto al  Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Harvard.

La profesora Claudia Arismendi, directora general académica y directora de la Escuela de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), Guayana, aseguró que la celebración del aniversario de la ciudad debe estar anclada a lo que fue la creación de la CVG a finales de los años 60 debido a que la visión comprendía a San Félix y a Puerto Ordaz como un centro urbano en el que prevalecía la explotación minera e industrial de los recursos naturales.

Tras estos 60 años y pasada la era industrial, Ciudad Guayana de acuerdo a sus habitantes se encuentra en abandono y solo queda el recuerdo de aquella premisa que afirmaba que esta era la ciudad “mejor planificada”.

De ahí nace la pregunta ¿Cuál es la Ciudad Guayana que queremos y cómo lo logramos?

Para la profesora Arismendi lo principal es tener una ciudad segura, que pueda brindar oportunidades de trabajo a los jóvenes, limpia, iluminada, con espacios para la recreación, el deporte y que las industrias vuelvan a ser polos de desarrollos.

De acuerdo a su criterio, esto solo puede ser logrado recuperando en primer lugar la gobernabilidad y la participación activa de los ciudadanos en los asuntos públicos y políticos.

“En los años 90 hubo un movimiento de pioneros de fundadores, una cantidad de personas  que fueron progresivamente haciendo planteamientos para la ciudad donde el arraigo predominaba, eso es importante, rescatar el sentimiento de empatía y de arraigo en nosotros por en función de ello, podemos actuar”.

Arismendi acotó que quienes llegaron Guayana en los años 60 y 70, se sienten parte de la historia de la ciudad y recuerdan como fue creada y planificada añorando que esos tiempos vuelvan.

Asimismo, acotó que es importante que se humanice más al ciudadano y destacó que la tarea de universidades como la Ucab es indispensable por su responsabilidad en formar a sus estudiantes en artes y ciencias sociales como parte del desarrollo de una nueva ciudad.

Claudia Arismendi

Generar empleos

Para Austerio González, presidente de Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), capítulo Bolívar la visión que en un futuro de Ciudad Guayana es la de una urbe que sea generadora de empleos a gran escala, especialmente para esos profesionales altamente calificados que ya no están dentro de las Empresas Básicas.

González  reiteró que la Guayana que quiere para un futuro cercano es esa que le ofrezca a sus profesionales oportunidades de empleo que les permitan desarrollarse, seguir produciendo y tener una mejor calidad de vida.

Para lograr esto que considera un reto, González comentó que dependerá mucho del empeño que coloque el Gobierno nacional apoyado en las Empresas Básicas en reubicar a este personal de suma importancia para el crecimiento de Ciudad Guayana y de todo el país.

Austerio González

Guayana pujante

El padre José Gregorio Salazar anhela una Ciudad Guayana pujante, progresiva, inteligente donde la explotación de los recursos naturales sean destinados en la región por y para el bienestar de sus ciudadanos.

“Pensé que con todos los recursos que tenemos para esta época ya tendríamos metro, ferrocarril, grandes edificaciones, una gran explotación turística pero la realidad es otra”, sentenció.

En este sentido, señaló que para tener una Ciudad Guayana a la altura de su gente es necesaria mayor conciencia de los gobernantes y ciudadanos más comprometidos con su propio bienestar.

José Gregorio Salazar

Educación ciudadana

Reconociendo que parte del deterioro de Ciudad Guayana es responsabilidad de sus habitantes, Jessica Bermúdez, encargada de la sección de cultura de Ferrominera Orinoco, manifestó que la primera tarea a realizar para renovar a esta urbe es educar a sus ciudadanos para que se comprometan a quererle, cuidarla y respetarla.

“Cuando nos hacemos responsable de nuestros actos y nos involucramos, empiezan a desaparecer los problemas y luego nos toca motivar para que cada quien comenzando desde el frente de su casa haga lo propio para que todos se contagien porque definitivamente juntos podemos hacer grandes cosas con pequeños gestos”, destacó.

Jessica quien es una fiel celebradora de los aniversarios de Ciudad Guayana y de Puerto Ordaz, quiere ciudad más humana , limpia, con muchas áreas recreativas, jardines, teatros, hermosas plazas con parques infantiles, segura, con transporte urbano suficiente y cómodo, con gente amable y cordial.

“Nací en Ciudad Bolívar, estudié en Caracas y desde hace 27 años vivo en Guayana, enamorada de esta ciudad que nos ha dado tanto y a la que le debemos muchísimo”. Rosanny Mattey

Jessica Bermúdez