Una decisión nefasta

0
80

El jefe de Estado, Nicolás Maduro, dijo que el presidente Barack Obama decidió «pasar personalmente a cumplir la tarea de derrocar mi Gobierno y de intervenir Venezuela», al referirse al comunicado del mandatario estadounidense en el que declaró a Venezuela «amenaza para la seguridad nacional» de su país.

«El golpe de Estado, que factura gringa ha sido derrotado y ante la derrota del golpe de Estado y la incapacidad de los agentes estadounidenses, figuras políticas de la oposición, los Estados Unidos y el presidente Barack Obama, representando a la élite imperialista de los EEUU, ha decidido pasar personalmente a cumplir la tarea de derrocar mi Gobierno y de intervenir Venezuela para controlarle desde el poder estadounidense», dijo Maduro en cadena nacional de radio y televisión, donde lo acompañó su tren de ministros, el «Alto Mando Político de la Revolución» y el Alto Mando de la Fuerza Armada Nacional (Fanb).

Aseveró que el comunicado de Obama, que declara a Venezuela «amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional» estadounidense, es un «mensaje esquizofrénico totalmente», por lo que éste representa «el paso más agresivo, injusto y nefasto que jamás se haya dado desde EEUU contra Venezuela, tierra de Bolívar».

«Obama, esta Ley que usted ha aprobado es un Frankenstein, un monstruo. Fueron componiéndola con los aportes del Departamento del Tesoro, del Departamento de Estado, de la CIA, de la NSA, de la derecha maltrecha de aquí», agregó Maduro.

Dijo que «Barack Obama será recordado como Richard Nixon y George W. Bush. Que error tan garrafal», indicó Maduro. Nos declaran una amenaza a la seguridad de Estados Unidos, y el presidente Obama declara la emergencia sobre el tema» y criticó que al final se coloca que «se buscan las mejores relaciones», lo cual estimó hecho por la «democracia blanca» que colocó a Obama allí, y a los demócratas.

FORTALEZA

«Desde que partió» el fallecido mandatario Hugo Chávez, el país y su Gobierno ha enfrentado situaciones adversas y tocó enfrentar guerra psicológica, elecciones con «ataques de la derecha». Reiteró que el sistema electoral está blindado. «Son pruebas que superamos con trabajo, con unión. Gobierno de calle, con el pueblo, y el pueblo respondió en paz, que es lo que da la revolución».