Una semana para cerrar acuerdo sobre el clima

0
142

Le Bourget, París.- Los ministros encargados de negociar un acuerdo mundial sobre el clima comenzaban a llegar a París este domingo, antes de lanzar el lunes una semana crucial para el planeta.


La Conferencia de la ONU sobre el clima (COP21), que intentará lograr el viernes un acuerdo para limitar el calentamiento global a 2ºC respecto a la era preindustrial, «sigue bien encaminado», consideró este domingo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que se reunió con ministros africanos en París.

«De forma general, observamos una voluntad y un espíritu positivo en torno al proceso», añadió.

Concreción
Los ministros de los 195 países que participan en la conferencia se reunirán este lunes por la mañana en Le Bourget, al norte de París, para debatir el texto de 48 páginas que han elaborado los negociadores desde el martes.

Abordarán asuntos como el reparto de los esfuerzos entre países, los medios necesarios para adaptarse al cambio climático o la cuestión clave del financiamiento.

El esbozo de acuerdo elaborado esta semana supone un «avance», pero «hay que profundizarlo y concretarlo», recordó el sábado el ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius.

Subida de 3°C
«Las posturas de los Estados aún están muy alejadas en puntos cruciales. Pero ya no tenemos tiempo para jugar al póker mentiroso. En cuanto lleguen a París los ministros deberán enseñar sus cartas», opinó Célia Gautier, del colectivo de ONG Red Acción Clima.

«El tema de la financiación sigue con retraso, con muy pocos avances sobre el dinero del que dispondrán los más pobres para adaptarse al cambio climático» a partir de 2020, dijo por su parte la ONG Oxfam.

«Seamos sinceros: todos los temas políticos complicados siguen sin resolverse», indicó el sábado el negociador de la Unión Europea, el español Miguel Arias Cañete.

Para el delegado chino Su Wei, los negociadores sumaron «todos los ingredientes y los condimentos para hacer una receta». Esta semana será la del «paso a la cocina», añadió, en referencia a la labor de los ministros.
La financiación de la ayuda climática a los países del Sur y el reparto de los esfuerzos entre países desarrollados, emergentes y en vías de desarrollo no son los únicos temas espinosos.

Los ministros también deberán abordar asuntos controvertidos como el apoyo brindado a algunos países para afrontar las consecuencias del cambio climático o la instauración de reuniones para actualizar los compromisos.

Casi todos los Estados participantes han publicado sus objetivos de reducción de gases de efecto invernadero, pero esos compromisos no impedirán que la temperatura mundial suba en torno a los 3ºC respecto a la era preindustrial, según distintas previsiones.
Los científicos insisten en que por encima de los 2ºC, el objetivo inicial de la COP21, la Tierra sufrirá transformaciones irreversibles: sequías, inundaciones, caída de la producción agrícola, erosión de las costas. 

Ilumínalos, Señor
Antes de que se reúnan los ministros en París, el papa Francisco les pidió este domingo que tengan «valor» para adoptar «decisiones importantes» para las «generaciones futuras».

«Por el bien de la casa común, de todos nosotros y de las generaciones futuras, se deben emprender todos los esfuerzos en París para mitigar los impactos de los cambios climáticos y, al mismo tiempo, para luchar contra la pobreza y aumentar la dignidad humana. Las dos cuestiones van a la par», añadió durante el Ángelus ante miles de fieles congregados en la plaza de San Pedro.