Una u otra

0
104

Nicolás Maduro, que yo recuerde, nunca fue encarcelado por protestar en las calles en relación con los derechos laborales y salariales de los trabajadores del Metro de Caracas. Si alguna vez lo agarró la policía por manifestar, no fue imputado por la Fiscalía de entonces como conspirador o golpista o por asociación para delinquir, causas todas presentes en quienes protestaron y están sometidos a juicio durante 2014. O sea que o protestó con total libertad o nunca protestó como sindicalista. Una u otra.

Si Maduro propone liberar a Leopoldo López en un intercambio por la libertad del líder independentista puertorriqueño Oscar López Rivera, quien es un preso político del Gobierno estadounidense por su lucha como patriota borinqueño, es porque considera a López como un preso también político pero de Venezuela, pues sería absurdo plantear un intercambio entre un preso común venezolano y uno político de EEUU. O sea que o López es un preso político de la misma talla del patriota boricua y, por lo tanto, intercambiable o la proposición solo fue un recurso demagógico de carácter electoral.

Maduro criticó el consumismo, supongo de quienes tienen dinero para «gastar por gastar» o para «adquirir bienes innecesarios», lo cual se restringe cada vez más por la inflación y la escasez. La práctica del Presidente con las divisas, que no le pertenecen sino que son de todos los venezolanos, incluidos quienes no lo apoyan, desdice toda esa prédica anticonsumista. Importamos con dólares baratos pinos canadienses, turrón español, muñecas Barbie, pannetone italiano y whisky escocés; pero no tenemos antipiréticos, antidiabéticos, antiepilépticos, antihipertensivos, hormona tiroidea, repuestos de vehículos y alimentos. O la crítica del Presidente es solo para halagar oídos izquierdosos de grupos afines o no tiene ningún control sobre las importaciones ni el uso apropiado de las divisas.
Una u otra.

lft303@yahoo.com