Unificación monetaria en Cuba comenzará el próximo 1ro. de enero

0
389

LA HABANA.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, anunció este jueves que la aplicación de la «Tarea Ordenamiento», que incluye la unificación monetaria y cambiaria en el país, comenzará el próximo primero de enero.


«Están creadas las condiciones que permiten anunciar el inicio de la Tarea Ordenamiento a partir del 1ro. de enero», informó Díaz-Canel en una intervención especial transmitida en cadena por radio y televisión con la presencia del primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de la isla, Raúl Castro.
El mandatario cubano subrayó que, en la nueva estrategia económica y social para el impulso de la economía interna, el ordenamiento monetario es uno de los componentes «fundamentales», el cual resulta de importancia «trascendental».
Desde hace 26 años, Cuba mantiene una dualidad monetaria: el peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC), medida motivada por la fuerte depreciación de la moneda nacional debido a la crisis económica de finales del siglo XX en la ínsula y la autorización de la circulación del dólar de Estados Unidos en 1993.
El Día Cero para la eliminación del CUC y la unificación monetaria y cambiaria se traduce en que el peso convertible deja de tener valor y comienza a ser retirado de la circulación monetaria.
Díaz-Canel adelantó que a partir de enero entrante se aplicará una tasa de cambio única de 24 pesos cubanos por un dólar.
Este proceso –dijo– pondrá al país en mejores condiciones para llevar a cabo las transformaciones que demanda la actualización del modelo económico y social sobre la base de garantizar a todos los cubanos mayor igualdad de oportunidades, derechos y justicia social.
Advirtió, una vez más, que este paso no resultará por sí mismo la «solución mágica» a todos los problemas de la economía cubana, pero favorecerá la creación de las «condiciones necesarias para avanzar de manera más sólida»
El presidente alertó, igualmente, que la medida no está exenta de riesgos, incluida una inflación «mayor que la diseñada», debido al déficit de ofertas.
«Los precios abusivos y especulativos no se permitirán. Se enfrentarán socialmente con medidas de contención y severas sanciones para los incumplidores», enfatizó.
Aseveró, asimismo, que están creadas las condiciones para que nadie quede desamparado, al tiempo que sentenció que «en Cuba socialista no se emplearán terapias de choque contra el pueblo».
Desde octubre último, las autoridades ofrecen información sobre aspectos de la «Tarea Ordenamiento», tema que ha tenido amplia divulgación en los medios locales.
El jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos, Marino Murillo Jorge, informó entonces que la Tarea se aplicaría a inicios de un mes, para que las empresas puedan cerrar sus estados financieros y abrir con el nuevo tipo de cambio.
La dualidad monetaria en Cuba surgió en el punto peor de la crisis económica de la década del 90 en la isla, causada por la desaparición de la Unión Soviética, que fue el mercado crucial cubano.
Las tres monedas (CUP, CUC y USD) circularon hasta octubre de 2004, cuando el entonces presidente Fidel Castro (1926-2016) reaccionó a nuevas sanciones de Washington a transacciones internacionales cubanas –en amparo del bloqueo económico impuesto a La Habana desde 1962–, y sacó el dólar de circulación, aunque no lo prohibió.
El CUP fue reevaluándose de forma paulatina hasta llegar a un nivel de 24 por uno en 2005, aunque en las empresas y entidades estatales un CUP es igual a un CUC, lo cual generó desequilibrios macroeconómicos y elevados déficits fiscales.
Con la llegada de Raúl Castro a la presidencia en 2008 comenzó una amplia reforma estructural como parte de una serie de cambios económicos y sociales para «actualizar» el modelo socialista de la isla, y para ello el fin de la circulación de los dos monedas devino el proceso «más determinante».
La «Tarea Ordenamiento» incluye además un incremento salarial y la eliminación de la mayoría de los subsidios. Xinhua