Usuarios a la expectativa por servicio de MRW

0
154

El cierre intempestivo de las cinco mesas de entrega de la empresa de envíos y encomiendas nacionales e internacionales, MRW, mantiene a la expectativa a cientos de usuarios que aguardan para retirar sus paquetes.

Durante los últimos días, las oficinas de las agencias en esta entidad permanecen cerradas, según fuentes extraoficiales, el motivo obedece a la negativa de quienes dirigen la trasnacional para renovar la concesión. Esta situación ha generado la molestia de los usuarios, ya que muchos se han visto en la obligación de abandonar sus quehaceres para poder retirar la encomienda que desde más de dos semanas esperan.

Tal es el caso de Ana Loreto, quien a la salida del galpón, contó que después de siete horas de cola, pasadas las doce del mediodía recibió el tan paquete esperado.

Pero no todos están corriendo con la misma suerte, así lo expresó una ciudadana que por temor prefirió mantener su nombre en el anonimato, y es que después de esperar cerca de una semana por cinco paquetes, la mañana de este viernes apenas recibió solo dos, pues tres de ellos sin ninguna explicación desaparecieron.

Para Morela Bolívar, esta medida es injusta, ya que como otras personas, tuvo que dejar su puesto de trabajo para recuperar una encomienda que esperaba de Barinas. Ella, como otros afectados, asegura que la medida los tomó por sorpresa.

 

«Antes retiraba mis encomiendas en la mesa Cachamay, localizada en residencias Cachamay en Alta Vista». Mientras tanto, Noel Castro, consideró que la empresa debe ofrecer más información, pues aún hay personas que no encuentran cómo hacer para retirar sus encomiendas.

Indicó que las gerencias están cerradas, por ello tuvo que comunicarse con el número 0800 MRW donde le indicaron que debía presentarse en el galpón provisional ubicado en la calle Neverí de Unare.

Pese a los inconvenientes, los usuarios de la empresa de encomiendas y envíos alegan que todavía quienes laboran para MRW están haciendo su trabajo.

Mientras tanto, quienes laboran para la transnacional, aseguran que su destino laboral es incierto. Por ello, esperan que antes del cierre de las operaciones puedan recibir el pago de sus prestaciones sociales.

Pese a que son cientos de trabajadores, apenas unos pocos se han acercado hasta las instalaciones de la Inspectoría del Trabajo «Alfredo Maneiro», en la búsqueda de asesoría.