Usuarios escépticos ante aumento del precio de la gasolina y derivados

0
78

El anuncio que hizo el presidente Nicolás Maduro, en agosto de 2014, referente al aumento del precio la gasolina dio inicio al debate nacional, pues el mandatario aseguró que el incremento podría generar ganancias de «entre 40 mil millones y 100 mil millones de bolívares» que serían destinados a las misiones.

Desde ese entonces el debate se mantuvo, pero desde mediados de enero, cuando Maduro regresó de su viaje, tomó fuerzas, dado que el tema volvió a desarrollarse en cadena nacional. Sin embargo, la cifra no fue acordada. Todavía los venezolanos desconocen el nuevo costo que tendrá el combustible.

Pese a esto, y por lo que publican tanto los medios de comunicación del país como las encuestadoras, los ciudadanos están preparados para el ajuste. Aunque las opiniones varían, y no todas coinciden, la mayoría afirma que es necesario.

OPINAN LOS GUAYANESES
Dinorath Liccien, educadora, expresa que «Venezuela está pasando por una situación económica deplorable donde el poder adquisitivo se ha perdido por completo dada la inflación». De acuerdo con sus declaraciones, el aumento de la gasolina elevaría, aún más, el costo de la vida, lo que daría pie a «una deflación económica inminente puesto que se verían afectados todos los sectores de la pequeña y mediana industria».

Por otra parte, Oscar Gómez, dirigente gremial, se mostró de acuerdo con el venidero incremento, «ya que los costos asociados con la producción por litro están muy por encima del precio de venta por litro». No obstante, considera que es una medida que se está tomando a «destiempo» porque «el precio de la gasolina debería actualizarse cada vez que ocurre una variación en la estructura de costos».

Gómez cree que el aumento del combustible, automáticamente, incrementará la inflación hasta llevarla a tres dígitos. También afirma que afectará el bolsillo de los venezolanos cuando la tarifa de los fletes que manejan las empresas de trasporte empiecen a cambiar y se eleven. «La mayor parte de los alimentos y productos básicos se trasladan vía terrestre. Al aumentar el costo del flete, aumentará el valor de la mercancía y el venezolano lo verá reflejado en su bolsillo».

Adela Goitia, ama de casa, también avala el ajuste. «Ese aumento se tuvo que haber hecho hace muchos años, no ahora cuando los venezolanos estamos atravesando esta crisis. Es necesario que hagan un incremento que se adapte a la realidad que estamos viviendo porque eso, indudablemente, hará que suba todo: la comida, la ropa, los servicios, los pasajes, hasta los colegios; pero si es lo que va a desahogar un poco la crisis, que la suban».

Igualmente, Jonás Días, estudiante, expresa su conformidad con la medida anunciada por Maduro, aunque manifiesta que para que eso ocurra «habría que evaluar ciertos factores: uno de ellos sería la regaladera de petróleo a los demás países, pues de nada sirve quitar el subsidio de gasolina en Venezuela y regalarla a los demás». El joven sostiene que el alza del costo de la gasolina influirá en los gastos diarios del venezolano porque también se verá afectado el valor económico de los alimentos y demás productos del mercado.

CIFRAS RECIENTES
La encuestadora Hinterlaces entrevistó a mil 200 personas en todo el país, entre el 21 y 27 de enero del año en curso, y concluyó que «seis de cada diez venezolanos está de acuerdo con que el Gobierno aumento el valor de la gasolina». El estudio arrojó que el 62% de los encuestados apoya la medida, el 79% cree en las misiones sociales y el 82% respalda la política de incremento de salarios.

Asimismo, es válido mencionar que el mandatario nacional, en su mensaje anual, recordó que por vía Habilitante fue creada una Ley orgánica de misiones que «prevé la creación de un fondo para administrar los recursos de un posible ajuste del precio del combustible».

ELLOS OPINAN

Erick Zuleta, presidente de Fedetransporte: «un posible aumento impactará al transporte público y su sector ha aceptado con reservas las medidas compensatorias que ha puesto el Gobierno». El gremio dejó el tema del incremento de la gasolina a «economistas y políticos».

Félix Jaramillo, vocero nacional de la Asamblea Socialista de Trabajadores del Transporte: «para febrero está previsto otro incremento en el costo del pasaje del transporte público y, en el caso de que el aumento de la gasolina sea efectivo, no incidirá en otro ajuste del pasaje».

José Antonio España, diputado a la Asamblea Nacional: «el Gobierno va a aumentar la gasolina, pero también los impuestos. Con estas medidas están exprimiendo el bolsillo de los venezolanos. Ese incremento significa más billete para ellos y mucha hambre para el pueblo».

Henrique Capriles, gobernador de Miranda: «es inaudito que un país con las reservas de petróleo más importantes del mundo, esté importando no solo materia prima, sino talento humano de otros países. Esa no es la manera de salir de una crisis que estamos viviendo».

JesúsTorrealba, secretario ejecutivo de la MUD: «subir el precio del combustible es una injusticia inmensa perpetrada contra el pueblo por un gobierno que sigue regalando el petróleo venezolano a la dictadura de los Castro en Cuba y a sus otros amigotes, chulos y cómplices de Bolivia, Nicaragua y el Caribe».

¿CUÁNTO DEBE COSTAR LA GASOLINA?
El economista Víctor Álvarez comparte un análisis en su portal Finanzas Digital sobre el aumento de la gasolina, cuya explicación está bastante detallada. El especialista escribe que según la Ley Orgánica de Precios Justos, «un precio justo es aquel que permite cubrir los costos y obtener una ganancia máxima de 30%». Tomando en cuenta datos de PDVSA, «el costo de refinación es 2,75 bolívares por litro y los costos de transporte y distribución rondan 0,35 bolívares por litro, para un total de 3,10 bolívares en costos. «Si a esto sumamos 0,90 céntimos -equivalente al 30% de ganancia-, esto indica que el precio justo de la gasolina no debería bajar de 4 bolívares por litro».