Útiles escolares aumentaron en 262,98 %

0
60

Señala un informe estadístico del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) en la Canasta Básica Familiar, refleja que el rubro educación muestra un avance de los precios particularmente acelerado, al aumentar en 262,98 % los útiles y los uniformes en el último año.

El informe del Cendas-FVM precisa que mientras los uniformes y el listado de útiles escolares necesarios para un grupo de tres estudiantes de una familia (preescolar, educación básica y media) tuvieron un costo de Bs 19 501,85 en mayo de 2014, el mes pasado saltaron hasta Bs 70 mil 788,95.

El director de la organización, Oscar Meza, explica que aunque restan tres meses para el regreso a clases escalada de la inflación y la escasez llevó a presentar un adelanto del indicador que tradicionalmente solo publican en septiembre, fecha para la que prevén un alza no menor de 300 %.

Al revisarse el comportamiento de los rubros, indica que las familias tendrán que hacer un esfuerzo sin precedentes para cubrir el gasto estudiantil. Refiere que los aumentos más significativos se dieron en los uniformes, tal es el caso de los zapatos, cuyo modelo colegial pasó de costar Bs 425 el año pasado a Bs 4425, en la actualidad, una subida de 941 %.

La misma situación se repite en pantalones de gabardina y chemises. Los primeros oscilaban en 2014 entre Bs 600 y Bs 1200, pero ahora se encuentran mínimo a Bs 2 mil, mientras las franelas subieron de Bs 500 hasta Bs 1500.

En el caso de los útiles escolares, Meza distingue que en las librerías se podían comprar cuadernos desde Bs 36,25 de 100 hojas y ahora el importe es de Bs 63,75 (77 %).
De la resma de papel (tipo carta) dijo que pasó de Bs 335 a Bs 1325, un alza de 295 % y la caja de 12 colores de la marca menos reconocida que en 2014 se adquiría con Bs 155, ahora vale Bs 800.

LA FALTA DE DIVISAS

Oscar Meza señaló que la subida de precios está relacionada a la restricción de divisas, pues muchos de los productos o insumos son importados, pero el sector no recibe dólares preferenciales desde 2014. Añade que esta situación, además mantiene en mínimos históricos la disposición de productos escolares.

La Cámara Venezolana de la Industria Educativa y Materiales de Oficina, a través de su presidente, Luis Scarcioffo, advierte que el sector requiere de $200 millones para cubrir el mercado nacional.