Vacunas chinas apoyan lucha antipandémica en América Latina

0
1871

BEIJING.- La pandemia de COVID-19 se ha ralentizado recientemente en América Latina y el Caribe (ALC), con una disminución del número de casos confirmados y de muertes por día. Según los análisis de los expertos, las vacunas desempeñan un papel clave en la contención de la pandemia en la región.


Desde el año pasado, China y América Latina han cooperado en la lucha contra la pandemia en todos los aspectos. Expertos de varios países han expresado que la accesibilidad y la eficacia de las vacunas chinas han sido importantes en la construcción de la barrera inmunológica y en la restauración de la vida social en la región.
«REFUERZOS»
A principios de este año, debido a múltiples factores, la pandemia en América Latina se encontraba en una situación grave. En aquel momento se lograron nuevos avances en la campaña antipandémica conjunta entre China y América Latina cuando las vacunas chinas llegaron a varios países latinoamericanos una tras otra, contribuyendo a acelerar la distribución de dosis en la región. Hasta ahora, se han empleado varias vacunas chinas para la vacunación masiva.
Según datos actualizados el 1 de octubre de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las vacunas chinas representan el 65 y el 60 por ciento del total de las vacunas administradas en Chile y Ecuador, mientras que en países como Bolivia y Uruguay, también representaron más de la mitad.
En el último mes, países latinoamericanos como Venezuela, Colombian, Argentina, El Salvador, Bolivia, Perú y Chile han recibido varias vacunas chinas, donde constituyen «refuerzos» en la lucha antipandémica regional.
«GUARDIAS»
Mientras que la lucha conjunta contra la epidemia entre China y América Latina se está profundizando, se ha comprobado la efectividad de las vacunas chinas, que han sido autorizadas para su uso de emergencia en varios países latinoamericanos, como Brasil, Chile, México, Argentina y Perú.
Según la segunda actualización del estudio «Efectividad de la vacuna CoronaVac con virus inactivo contra SARS-CoV-2 en Chile», publicada por The New England Journal of Medicine, una de las revistas de investigación médica con más prestigio a nivel global, la efectividad de CoronaVac al día 14 después de la segunda dosis es de 65,9 por ciento para prevenir los síntomas de la COVID-19 y es de 90,3 por ciento para prevenir el ingreso al UCI.
En Perú, el presidente Pedro Castillo y la primera dama Lilia Paredes recibieron a fines de agosto la segunda inyección del laboratorio chino Sinopharm. Según informó el Ministerio de Salud del país, durante julio y agosto, la vacuna de Sinopharm mostró la reducción de mortalidad en un 98 por ciento de médicos que recibieron las dos dosis. Además, este país sudamericano registró una efectividad de 94 por ciento en la prevención de muerte de quienes han recibido las dos inyecciones.
El Ministerio de Salud argentino llegó a conclusiones similares. Un informe elaborado por la cartera sanitaria con casos de las 24 provincias del país durante el periodo del 1 de enero al 22 de junio de 2021 indicó que la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por Sinopharm tiene una eficacia del 84 por ciento para prevenir la mortalidad causada por la enfermedad.
Además, con respecto a la eficacia de las vacunas chinas contra las variantes, Jairo Méndez Rico, asesor en enfermedades virales emergentes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), dijo que «las vacunas que han sido licenciadas por la OMS (Organización Mundial de la Salud) son efectivas contra todas las variantes que circulan a nivel global».
«REVITALIZACIÓN»
La relativa mejora de la pandemia ha ido acompañada de una recuperación económica y social en los países latinoamericanos.
«Ahora Serrana quiere ser conocida como la capital de la recuperación económica, de la vida social y educativa en Brasil», dijo con orgullo en agosto Leonardo Capitelli, alcalde de la pequeña ciudad brasileña de Serrana, cuatro meses después de la vacunación completa en la zona.
Serrana recibió inmunización con la aplicación, entre febrero y abril pasados, de las dos dosis de la vacuna CoronaVac para toda la población mayor de 18 años y, a mediados de agosto, había reducido casi a cero las hospitalizaciones y muertes por COVID-19, según el alcalde.
Conforme a los datos publicados por la OMS, el número de casos confirmados en Chile se ha mantenido por debajo de los 900 al día durante el último mes y el número de muertes diarias ha descendido a menos de 40 en el mismo periodo. En un discurso pronunciado a finales de septiembre, el Presidente chileno Piñera afirmó que la actividad económica del país estaba recuperándose.
A la vez que las vacunas chinas están ganando cada vez más votos de confianza en América Latina, están abriendo nuevas oportunidades de cooperación en materia de investigación.
Ejecutivos de la farmacéutica china Sinovac informaron en agosto que instalarán en Chile un centro para la investigación y el desarrollo (I+D) y una planta para la producción de vacunas.
A juicio del académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca de Chile, Ernesto Santibáñez, contribuirán a hacer más resilientes las cadenas productivas, de abastecimiento y distribución en América Latina. Xinhua