Valera: Nuevo sistema de cobro de la gasolina se convertirá bachaquerismo

0
676

“La implementación del nuevo sistema biométrico para el  pago de la gasolina en Venezuela implementado  desde este 4 de septiembre en  315 estaciones de servicio, ubicadas en ocho estados fronterizos del país, representa un nuevo elefante rojo de la revolución, ante la falta de  servicio  eléctrico e internet en la mayoría de los estados”,  así lo dio a conocer el diputado de Acción Democrática Freddy Valera.

Para el parlamentario el nuevo sistema lo único que acarreará será un nuevo sistema de bachaquerismo  ante la imposibilidad de los usuarios de  acceder al servicio.

“Como  hará el Gobierno Nacional para implementar este subsidio a la gasolina en el estado Zulia, donde sus habitantes pasan más de 72 horas sin luz producto de la incompetencia  de solventar el problema eléctrico del país”.

Control ciudadano

A juicio de  Valera el nuevo sistema no es más que un nuevo mecanismo de control ciudadano que busca subyugar la voluntad de los venezolanos a los designios del régimen.

“Si los puntos  electrónicos a  veces no funcionan  debido a las fallas en el Internet ¿Cómo operará el nuevo sistema en las estaciones de servicios,  si  integra el punto de pago electrónico tradicional, un lector de huella dactilar del comprador y el Carnet de la Patria”.

El parlamentario denunció que de las tres estaciones de servicios que operan en Ureña  con  el nuevo sistema, solo dos funcionaron pues la tercera esperaba la aprobación  de los códigos de activación, mientras en Santa Elena de Uairén solo una estación  de servicio se encontraba operativa.

“La mayoría de los conductores y bomberos de las estaciones de servicios desconocen cómo usar los aparatos, los cual atrasa el servicio y genera  más angustia en la población”.

Únicos beneficiados

Valera aseveró que hasta ahora el único beneficiado de la implantación del sistema biométrico es la empresa China  SZZT Electronics, es la encargada de producir el punto de venta (POS System) modelo KS 8223 cuyo costo promedio es de 400 dólares sin el lector biométrico de huellas dactilares.

“Un ejercicio de matemáticas simple nos permite inferir que esta empresa cobrará al Estado venezolano unos USD 3.382.000 sin incluir el lector de huella y el pago de comisiones  por la venta de unos  8.500  puntos que serán distribuidos en las 1.691 estaciones de servicios del país”. Prensa Diputado Freddy Valera