Valera rechaza entrega de ayuda humanitaria a Cuba mientras los hospitales de Venezuela están en crisis

0
1629

“Mientras Maduro anuncia con bombos y platillos la entrega de más de 12 toneladas de ayuda humanitaria a Cuba tras el paso de la tormenta Alberto, los bolivarenses deben hacer  malabares para adquirir medicamentos a sobreprecio con el fin de poder ser intervenidos o atendidos en los centros de salud del estado”, así lo dio conocer el diputado a la Asamblea Nacional por Acción Democrática Freddy Valera.

El parlamentario aseveró que la mayoría de los centros de salud de la entidad no cuentan con insumos básicos como guantes, jeringas, yelcos, vendas, antibióticos  antipiréticos o analgésicos que le permitan a los galenos de guardia atender de manera efectiva a los pacientes que a diario acuden a sus emergencias con el fin de obtener una repuesta a sus enfermedades.

“Para colmo de males, los pacientes deben enfrentar la falta de especialistas, ante la diáspora venezolana que hoy huye de la crisis político-social que enfrenta el país y que se agudiza conforme avanzan los meses”.

Sin atención

Valera aseveró que estos factores han conllevado a que la entidad concentre los principales casos de malaria del país, así como otras enfermedades erradicadas en la era democrática como la tuberculosis, difteria, sarampión las cuales elevan los riesgos epidemiológicos del país.

“En el Hospital Uyapar solo están atendiendo 15 pacientes diarios en el área de pediatría, porque no cuentan con el personal especializado ni con los insumos para atender a los niños que así lo requieren e igualmente ocurre  en otros centros de salud de nuestra región como el Hospital Arnoldo Gabaldón de Caicara del Orinoco, la Maternidad Negra Hipólita y el Hospital Pediátrico Menca de Leoní que cerró sus puertas por falta de insumos y daños estructurales en su infraestructura”.

Valera  afirmó que la travesía de los familiares de los pocos pacientes que logran ser atendidos en los centros de salud no culmina con su hospitalización, pues en algunos casos deben vender objetos de valor para poder comprar los medicamentos que les exigen en el hospital, así como la comida que a diario consumen.

“Un antibiótico no baja de  los tres millones de bolívares, los yelcos  válvulas y otros insumos deben ser cancelados en efectivo a los bachaqueros que paradójicamente mantienen sus puestos a pocos metros de la entrada de los centros de salud, sin que la autoridades tomen cartas en el asunto”.  Prensa AD Bolívar