Venalum recibió componentes de nuevo horno de la sala de Colada

0
689

Siguiendo con el Plan Estratégico establecido por el presidente Luis Augusto Jiménez para consolidar la recuperación de la capacidad productiva de Venalum en los próximos años, la reductora recibió el primer embarque con 11 contenedores de los componentes mecánicos, de control y potencia del Horno de Fusión-Retención de 60 toneladas, destinado a sustituir el existente Horno N°3 del área de productos horizontales de la Nave de Colada.

Este Horno 3 contempla avances tecnológicos notables como “el control de presión, lógica de operación amigable al operador y una configuración geométrica donde se cuidaron los aspectos de ergonomía y seguridad para la ejecución de las tareas de mantenimiento”, aseguró José Barry, jefe de la división Proyectos Estratégicos, unidad adscrita a la gerencia Proyectos de Venalum.

Verónica Martínez y Yurianni Maya, ingenieros inspectores de obras, comentaron que para su instalación, se procederá en primer lugar a desmantelar el horno existente, a fin de realizar los trabajos relacionados a la obra civil, como demolición y construcción de nuevas fundaciones y losas. Transcurridos 3 meses, se ensamblará el cuerpo metálico y refractario, y posteriormente se iniciará la puesta a punto y puesta en marcha del equipo.

Este proyecto, enmarcado en la modernización de los procesos productivos de la reductora, fue establecido bajo el convenio del Fondo Gran Volumen Largo Plazo China- Venezuela, en el cual participó el personal de la empresa asiática Chalieco y un equipo multidisciplinario venalumnista compuesto por trabajadores de Mantenimiento Industrial, Control de Calidad y Procesos, Colada y Proyectos.

Su desarrollo contempló dos años de meticulosos estudios para cumplir con los requerimientos tecnológicos de la estatal. En el último trimestre del año 2015 la fuerza laboral de la factoría inició las evaluaciones de ingeniería al modelo propuesto por los representantes de la empresa china, arrojando cerca de 60% de adecuaciones y mejoras en el diseño del horno, producto de la experticia del personal técnico de la reductora.

Posteriormente, el ensamblado del prototipo estuvo listo en septiembre de 2016, mes en el cual los ingenieros de la reductora visitaron la planta de Chalieco para dar el visto bueno y autorizar el envío marítimo con destino a Venezuela.

Cabe destacar que el nuevo horno permite alcanzar la calidad de la aleación de manera más rápida, obteniendo mayor cantidad de metal en un menor tiempo.