Venezolanos en peligro por contaminación ambiental

0
400

«La vida de los venezolanos peligra debido al incumplimiento del país con los compromisos y lineamientos acordados en Naciones Unidas para contrarrestar el calentamiento global», asegura Pastora Medina, vicepresidenta del Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev) y candidata a diputada de la Asamblea Nacional por el Circuito 2 del estado Bolívar.

El pasado 1 de octubre venció el plazo fijado por la ONU para que cada país presentara su plan, luego que las últimas evaluaciones sobre la crisis ambiental mundial arrojaron que la temperatura y el cambio climático se han incrementado más de lo previsto.

«Venezuela fue uno de los países que no cumplió con el compromiso; no envió el documento con las políticas que adelantaría para revertir el cambio climático», indica Medina. «Y no solo está incumpliendo con los tratados firmados en esta materia, sino generando más contaminación de la atmosfera».

Asevera que «hay una indolencia, falta de compromiso en el país y por el Gobierno nacional. Venezuela no tiene ninguna política desde el Ministerio del Ambiente para mitigar los daños de la contaminación y el calentamiento global».

Señala la representante del Movev que esto puede observarse en proyectos como el Bus de Tránsito (BTR), que se ejecuta en diversas ciudades del país y ha conllevado la tala de más de 200 árboles en Ciudad Guayana, más de mil en Caracas, otros 800 en el estado Anzoátegui, así como decenas en Carabobo y demás urbes.

Fuera de este proyecto urbano, «Venezuela no quiere disminuir la contaminación por derrames de petróleo, expulsión de gases ni químicos que están lanzando a la atmosfera y a los afluentes de agua del territorio nacional», agrega.

En el caso de Guayana, las empresas básicas emiten a la atmosfera 17 metales pesados que no solo contaminan, «sino que también son camino directo para el autismo y generar procesos cancerígenos; fuera de la quema de los desechos sólidos que también se produce por fallas en la disposición de la basura».