Venezuela se mantiene con el corazón “partío” en dos

El juego político está sumamente trabado. Freddy Bernal dijo que Capriles y Borges terminarán en “un calabozo”, por querer “incendiar a Venezuela”. Diosdado Cabello enfatizó que “ni con sangre habrá cambios” en el Gobierno. Capriles, por su parte, no ve posibilidades de tener elecciones, y aseguró que el país entró en “una etapa desconocida”

0
224
La marcha por la paz de los oficialistas fue encabezada por los líderes del PSUV

Caracas.-  Este jueves, por tercera vez en la semana, las marchas y contramarchas fueron la orden del día en varias ciudades de Venezuela, pero especialmente en la capital de la República, donde hasta casi entrada la noche aún se observaban escaramuzas en Bello Monte, entre simpatizantes de la oposición y las fuerzas de seguridad del Gobierno.

Es la cuarta ocasión en la que el oficialismo y la oposición salen a las calles tras las sentencias 155 y 156 del TSJ, que eliminaban competencias a la Asamblea Nacional.

En el medio de toda esta situación, millones de venezolanos ven cómo la polarización está arrastrando a todo un país a una “etapa desconocida”, tal como lo manifestó Henrique Capriles este jueves.

““Hoy nos quitaron el camino electoral, no hay posibilidades hoy de tener elecciones en el país, no las quieren convocar y, bueno, entramos en otra etapa que para la mayoría de los venezolanos es una etapa desconocida, porque la mayoría de los venezolanos no nacimos en una dictadura”, agregó.

Entre tanto, el diputado Miguel Pizarro expresó “aquí estamos nuevamente los venezolanos en paz, en la calle exigiendo por nuestros derechos”.

Indicó que “esta es una pelea de largo aliento; no dejemos que nos conviertan en ellos; no dejemos que el miedo nos paralice; no dejemos que la desesperanza gane terreno”.

Pizarro encabezó la entrega de unas planillas para consultar a los ciudadanos “siendo protagonistas del proceso de activación de remoción de los magistrados del TSJ”.

Ya entrada la tarde en Caracas, el expresidente del parlamento, Henry Ramos Allup, pidió a los marchistas dirigirse a la Defensoría del Pueblo, para exigirle al defensor, Tarek William Saab, iniciar las acciones legales con el objetivo de “poner final al golpe de Estado continuado”.

Señaló que con las acciones de Tarek William Saab, como defensor del pueblo se pondrá fin a lo perpetrado por los magistrados de la Sala Constitucional del TSJ, el alto mando militar y el gobierno de Nicolás Maduro.

Peo prendido

Desde la concentración del oficialismo en la esquina de San Francisco, en Caracas, el ministro para las Comunas y Movimientos Sociales, Aristóbulo Istúriz, afirmó que el oficialismo “está resteado” ante lo que pueda surgir en el país, y que “defenderá la revolución hasta con sangre”.

“Este pueblo no se va a calar ninguna Carta Democrática. Hay que asumir que este peo está prendido, y ya todos estamos resteados. Como dice Diosdado, que ya dio la orden: ¡Aquí no se rinde nadie! y estamos dispuestos a hacer todo el esfuerzo que sea necesario para no caer en provocaciones”, manifestó.

En un encendido discurso, el número dos del PSUV señaló que “a partir de este momento debemos estar en alerta vigilante” frente a “esa derecha desesperada”.

Vestido con una camisa roja, el color que identifica al chavismo, Cabello aseguró que la oposición fue “nuevamente derrotada” este jueves, y expresó que cada vez que la derecha diga que se va a movilizar, vamos a salir a defender la revolución”.

Y en tono de crítica, dijo que “no puede haber dirigente, ministro ni burócrata que se quede en la oficina y no acompañe al pueblo en esta lucha”.

“Si prefiere el aire acondicionado de la oficina, no puede ser ministro de esta revolución”, añadió Cabello.

Tomar las armas

Durante la movilización chavista, Freddy Bernal, responsable de los CLAP, afirmó que está dispuesto a tomar las armas “para defender la patria”.

“En el momento en que cada hombre de este país y cada mujer tuviese que agarrar un Kalashnikov (fusil AK47) para defender la patria de Bolívar, estoy seguro que estaríamos dispuestos a hacerlo”, aseveró Bernal desde el tinglado.

Enfermedad contagiosa

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, llamó este jueves a las naciones del Caribe a unirse a la “presión democrática” internacional para que se realicen elecciones generales en su país y el gobierno libere a disidentes.

“Nuestro llamado a todos los gobiernos de la región, los gobiernos del Caribe, y los que están en posiciones todavía observando lo que sucede en Venezuela. Hay una crisis humanitaria”, dijo tras reunirse con, Luis Almagro, secretario de la OEA.

El parlamentario advirtió que esa crisis comienza a tener repercusiones en los países vecinos, señalando no solo fenómenos como migración, sino también “narcotráfico, paramilitarismo y terrorismo”. “La crisis de Venezuela es una enfermedad contagiosa a toda la región”, dijo.

 

Anuncia con Nosotros