Vertedero de basura en Cañaveral es habitado por cerca de 100 personas

0
2083

El vertedero de basura ubicado en la zona industrial de Cañaveral en el sector Las Margaritas en la vía vieja a Ciudad Bolívar, es territorio no apto para el hábitat de seres humanos, sin embargo, alrededor de 100 personas trabajan y viven entre los desperdicios.

Ciudad Guayana lleva más de dos años sin tener un relleno sanitario y el espacio en Cañaveral fue habilitado por la clausura del botadero en Cambalache.

Sin embargo el proyecto iniciado hace dos años por  la Gobernación aun no está concluido, por lo cual los desperdicios de la ciudad son arrojados sin control alguno en el vertedero de la zona de Cañaveral.

 

Una niña dentro de una de las construcciones del botadero de basura.

Personas

Este botadero de basura, situado en Las Margaritas, las personas recolectan y separan cada uno de los desechos que allí son arrojados.

Casi la totalidad de esas personas habitan y sobreviven en condiciones denigrantes en el vertedero.

Personas de la tercera edad, niños de 2 años, jóvenes y adultos conviven con la basura a diario y hasta se alimentan de las sobras que allí llegan.

Esta realidad pasa ante la mirada “que no quiere ver” de las autoridades gubernamentales del estado Bolívar, quienes hasta la fecha no han concluido el relleno sanitario y no atienden ni reubican a estas personas que habitan en un sector altamente contaminante.

 

Jesús, habitante y trabajador del vertedero

Relato

Jesús es un señor de casi 40 años que trabaja y viven en el vertedero desde sus inicios, él relató que siempre vienen funcionarios de la gobernación a observar la situación.

“Aquí vienen siempre, ven todo y prometen, pero aun seguimos aquí”.

Las casas, si es que pueden llamarse así, son estructuras construida por los mismos habitantes de la zona con cauchos, plásticos y materiales que botan las grandes industrias de la ciudad.

Ciudad con basura

Los desperdicios de la ciudad son lanzados en este vertedero sin control alguno, igual que pasaba en Cambalache y a la espera de la construcción completa de la obra de la Gobernación, la ciudad sigue abarrotada de basura. Es innegable que las principales avenidas de la urbe están llenas de desechos sólidos, por el fallo del sistema de aseo urbano.