Violencia minera es un problema de seguridad de Estado

0
72

«El creciente control de los municipios del sur de Bolívar por grupos para policiales, constituye un problema de seguridad de Estado que conlleva a la suplantación del estado de derecho y el incumplimiento de la normativa legal vigente», informó el diputado a la Asamblea Nacional por AD, Freddy Valera.

Para el parlamentario, la entrega de poder y territorio por parte de los organismos de seguridad a grupos armados delincuenciales, es una muestra más del fracaso del Gobierno nacional en materia de seguridad y un fiel reflejo de su politización.

«Un Estado que es incapaz de controlar los grupos armados y garantizar la seguridad interna de sus ciudadanos, es un Estado fracasado y flagrante violador de los Derechos Humanos».

Valera destacó que en los últimos 16 años de revolución, los organismos de seguridad del Estado han desvirtuado las funciones y el rol para el cual fueron creados, convirtiéndose solo en brazos armados del partido de gobierno, usado para amedrentar y perseguir a la disidencia.