Volvieron a protestar en Francia contra el pasaporte sanitario por Covid-19

0
1881

Más de 120.000 personas se manifestaron este sábado 11 de septiembre en varias ciudades de Francia para rechazar el pasaporte sanitario y la obligación de que todos los profesionales de la salud tengan que estar vacunados contra el coronavirus, una tendencia que se ha registrado por novena semana consecutiva en este país europeo.

A finales de agosto, por ejemplo, aproximadamente 160.000 personas se reunieron en las calles de París y más de 200 ciudades de Francia para protestar contra la exigencia del pasaporte sanitario de Covid-19 impuesto por el gobierno.
El Ministerio de Interior informó este sábado que había contado 121.000 manifestantes en las más recientes protestas, 19.000 de los cuales se congregaron en las calles de París, la capital del país. Sin embargo, también se reportaron 207 marchas y concentraciones celebradas en todo el territorio, reseñó Semana.

Por su parte, miles de auxiliares de enfermería, enfermeros o fisioterapeutas participaron en las marchas organizadas en todo el país para denunciar que, a partir del miércoles, estén obligados a estar vacunados si quieren seguir trabajando. Si no tienen la pauta completa o están en vías de tenerla, podrán ser suspendidos.

“El 15 de septiembre, tanto colegas míos como yo estaremos suspendidos sin sueldo. El sistema de salud no necesitaba esto”, declaró Corinne, una auxiliar sanitaria con 30 años de experiencia, en declaraciones citadas por la AFP. Otros manifestantes calificaron la obligatoriedad de la vacuna como “una injusticia total”.
Según las prefecturas respectivas, este sábado hubo 1.200 manifestantes en Estrasburgo (este), 1.700 en Rennes (oeste), más de 2.000 en Lyon (centro-este), 2.000 en Lille (norte) y 2.200 en Marsella (sur), entre otras ciudades. En las marchas suelen participar personas contrarias a las vacunas, miembros de los “chalecos amarillos”, militantes de ultraderecha y personas hostiles al gobierno.

En París, varios miles de personas se reunieron en Trocadero, cerca de la Torre Eiffel, convocados por los “Patriotas”, la formación del ultraderechista Florian Philippot. En la capital también se registraron varios incidentes en torno a los Campos Elíseos, donde las fuerzas de seguridad lanzaron granadas lacrimógenas.

¿A quiénes se les exige el pasaporte sanitario?
El pasaporte sanitario certifica que una persona ha sido vacunada contra el coronavirus con el esquema completo, aunque también brinda constancia de un test negativo o una recuperación reciente de la enfermedad.

En ese sentido, este documento es obligatorio en hospitales -salvo en las unidades de urgencias-, bares, museos, cines y grandes centros comerciales, entre otros lugares. También aplica para personas que trabajan en contacto con público.
Desde hace varias semanas varios países de Europa han empezado a exigir este documento para permitir el acceso a determinados lugares públicos, entre ellos Austria, Hungría, Dinamarca, Italia, España y Francia.

En la primavera boreal, Hungría, Austria y Dinamarca estuvieron entre los primeros países europeos en implementar sistemas de pases sanitarios. En Dinamarca, por ejemplo, este documento sigue siendo obligatorio para acceder a varios lugares, como peluquerías o gimnasios.

Por su parte, Hungría comenzó hace varios meses a emitir “certificados de inmunidad”, un mecanismo que permitió reabrir hoteles, teatros, salas de cine y el interior de los restaurantes en ese país, como recoge la AFP.
Aunque algunas de estas restricciones se han levantado, aún se requieren certificados en los centros de salud y para reuniones de más de 500 personas.

En Austria, se mantiene vigente presentar una prueba negativa, un certificado de anticuerpos o una prueba de vacunación en hoteles, restaurantes, gimnasios, museos, conciertos, peluquerías y eventos deportivos.

El pasaporte sanitario en formato europeo, que entró en vigencia el pasado 1 de julio en la Unión Europea, permite a los viajeros cruzar las fronteras de 33 países del Viejo Continente: los 27 Estados miembros de la Unión Europea y otros seis países vecinos (Androrra, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, Suiza). SEMANA