VP, PJ y AD rechazan someterse a una nueva validación por orden de la ANC

0
13029

La alianza de partidos políticos de la oposición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) emitió un comunicado en el que alerta que las últimas decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) serán denunciadas ante el proceso de diálogo, cuyas reuniones se realizarán en enero próximo en República Dominicana.

Caracas.- Voluntad Popular (VP), Primero Justicia (PJ) y Acción Democrática (AD) rechazaron las recientes decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que disuelve las alcaldías Metropolitanas de Caracas y el Alto Apure y, a someterse a un nuevo proceso de legitimación como organizaciones políticas.

Anunciaron que las últimas medidas adoptadas por la ANC serán denunciadas en las conversaciones de diálogo, cuyas reuniones están previstas para los días 11 y 12 de enero en República Dominicana.

La posición fue fijada por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática a través de un comunicado en el que expresa que “la dictadura encabezada por Nicolás Maduro elimina fraudulentamente lo que no logra conquistar democráticamente ni con encarcelamiento y persecución, y pasa factura política a quienes durante los últimos años se apartan de un régimen hambreador, generador de miseria y especialmente corrupto”.

En el escrito, la MUD expresa su solidaridad con los trabajadores de las alcaldías metropolitanas.

En otro punto, refieren a lo establecido en el artículo 2 de la Ley de Partidos Políticos que define a estas organizaciones como agrupaciones de carácter permanente cuyos miembros convienen en asociarse para participar, por medios lícitos, en la vida política del país.

“Acción Democrática, Primero Justicia y Voluntad Popular tienen perfecta facultad de participar en procesos electorales o a abstenerse de hacerlo si consideran que no están dadas las condiciones para hacerlo, puesto que el sufragio es un derecho y, como tal, su ejercicio depende de su titular”, agrega el escrito.

Recordaron que hace unos meses, las organizaciones políticas fueron sometidas a un proceso de legitimación por parte del Consejo Nacional Electoral y consideran que someterse a nuevos trámites “solo reafirma la vocación autocrática de Maduro y quienes hoy detentan el poder, máxime cuando tal decisión pretende tener efectos retroactivos”.

Observan que la legislación venezolana exige la validación de los partidos políticos que no hayan participado en dos procesos electorales nacionales consecutivos, por lo que el proceso de elección de alcaldes realizado el pasado 10 de diciembre tiene una característica regional y no nacional.