Wilson: «Empresarios están aguantando con la esperanza de salir a flote»

0
995

Desempleo ha incrementado desde el inicio de la pandemia

Una paralización generalizada de las industrias y comercios es parte de lo que se vive en Ciudad Guayana.

Catherine Wilson, primera vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Caroní (Camcaroní), señaló que todos los sectores no priorizados han sido gravemente afectados desde la llegada de la pandemia al país y la ejecución de cuarentenas radicales estrictas.

La gremialista comentó que el sector metalmecánico, el de telecomunicaciones, ferreterías, mercerías, entre otros, les ha sido muy difícil mantenerse en estos tiempos.

“La paralización de una empresa provoca un efecto dominó y todas  de distintos sectores están en una gran crisis”, afirmó Wilson.

Como consecuencia de esta situación, manifestó que la tasa de desempleo en la región aumentó.

Detalló que al principio de la pandemia, comerciantes y empresarios mantuvieron a su personal pero con la extensión de la misma y los dictámenes de cuarentena, algunos han tenido que verse en la obligación de dejar ir a sus empleados por no tener como pagarles.

“No puedo decir un porcentaje de desempleo pero sí es alto, las empresas están paradas”, argumentó.

Ante la situación, Wilson aseveró que los empresarios están “aguantando” con la esperanza de que haya soluciones y pueda salir a flote.

Sectores priorizados

En pandemia hay algunos sectores que pudieran sacar provecho dependiendo del servicio que prestan.

Tal es el caso de las farmacias, clínicas y laboratorios que han incrementado su demanda ante la cantidad de ciudadanos que requieren atención médica.

Sin embargo, Wilson comentó que decir que hay un sector más beneficiado que otro es relativo.

Recordó que todos hacen vida en la misma ciudad y padecen la crisis de salud por la pandemia, la situación económica, la falta de poder adquisitivo, la hiperinflación y la falta de suministro de combustible.

Explicó que si bien es cierto hay un sector prioritario actualmente como es salud, alimento y transporte no todo fluye internamente en esos sectores como las personas pudieran pensar.

“El transporte (proveedores) del sector alimento por ejemplo se limitan a realizar sus rutas por la falta de combustible y la incertidumbre si podrá surtir para retornar a su ciudad de origen.

Las clínicas  están facturando mucho por la cantidad de pacientes contaminados por la pandemia pero no todos pueden pagar los gastos para cubrir su estadía en una clínica, muchos seguros demoran en cancelar, y cuando cancelan debido a la inflación que existe es poco lo que perciben”, detalló la gremialista.

Para ella, en medio de una crisis económica que se agudizó con la pandemia y la paralización de los sectores, no se puede considerar que unos son más beneficiados.

Reiteró que finalmente, todas las áreas son afectadas por distintos motivos y que cada uno se está manteniendo como puede para no cerrar sus puertas. Rosanny Mattey

Catherine Wilson, primera vicepresidente de Camcaroní