Wilson mencionó cuatro elementos que pueden ayudar al reimpulso económico de Guayana

0
902

La presidenta de Camcaroní participó en el foro “Visión para la reactivación de las organizaciones de Ciudad Guayana”, realizado en la Ucab

Ciudad Guayana.- Para Catherine Wilson, presidenta de la Cámara de Comercio e Industrias del municipio Caroní, es necesario dejar lo malo a un lado y salir del estancamiento del pasado, para comenzar a visualizar el futuro que urge para Ciudad Guayana.

Así lo expresó este jueves, 4 de noviembre, durante su intervención en el foro “Visión para la reactivación de las organizaciones de Ciudad Guayana”, que se llevó a cabo en el auditorio Constanza Verolini de la Universidad Católica Andrés Bello.

“Yo quiero que dejemos de ver por el retrovisor y mencionar todas las cosas malas que hay; dejemos eso atrás, vamos a dedicarnos a ver por el parabrisas, hacia el frente, hacia donde queremos ir”, dijo la líder gremial.

Acto seguido, Wilson dio paso a cuatro elementos que, a su juicio, son primordiales para que Ciudad Guayana pueda convertirse en una economía que se desarrolle, a través de sus ventajas competitivas.

El primer elemento se refiere al desarrollo del comercio exterior y la reactivación del canal que permite la salida por el río Orinoco.

“Tenemos el río Orinoco, un canal que está abandonado. Debería existir un proyecto para rehabilitar el canal y desarrollar a orillas del río. Ahí tenemos una industria metal-mecánica, que en su momento fue creada para exportar (…) Podemos sacar muchas cosas de Guayana para el mundo, cosas que van a permitir el ingreso de divisas y eso, por supuesto, generará que la economía circule”.

El segundo punto al que se refirió Catherine Wilson, dijo que tenía que ver con una actualización en la legislación laboral que incluya el Teletrabajo.

A propósito de la pandemia del Covid-19, aunado a la radicalización de la libre circulación en el país, y la falta de gasolina y transporte público, Venezuela comenzó a tener un repunte de esta nueva modalidad de trabajo que permite al empleado realizar sus obligaciones desde casa.

“En la ley del trabajo no hay nada sobre el teletrabajo y por eso es importante una actualización en este tema. El teletrabajo llegó para quedarse y eso ha sido demostrado; nuestros colaboradores pueden ser igual de productivos en sus casas que en nuestras oficinas”, comentó.

El tercer punto está relacionado a la “voracidad fiscal” que, según explicó Wilson, está afectando severamente al sector comercio.

“Esto nos afecta a todos. Somos nosotros quienes estamos manteniendo al estado”, dijo Wilson refiriéndose a los empresarios. “El estado, sobre todo el municipio Caroní, tiene los aforos más altos actualmente. Según la cámara de licores, tienen 6 % de ingresos brutos en impuestos (…) Si el impuesto es muy alto, el formal pasará a ser informal, porque no podrá pagar”, recalcó.

Ante ese escenario, Catherine Wilson vislumbra una realidad en la que el emprendedor no querrá dar el paso hacia la formalidad y constitución de su empresa, “por temor o miedo”, “¿Cómo paga esos impuestos?”, se preguntó.

En ese sentido, hizo un llamado a revisar el tema de los aforos y de los impuestos, además para incentivar a los emprendedores a que tengan medidas que les permitan incorporarse a la economía formal.

Y como cuarto elemento, la dirigente gremial se refirió al financiamiento bancario, tanto para empresarios, comerciantes, como para el consumidor.

“Sin financiamiento no puede haber crecimiento ni reactivación del sector productivo de la región, del país y del mundo. Sin crédito no hay nada. Necesitamos que se abra nuevamente el crédito bancario, no solo para el comercio, sino para consumidores”, resaltó.

Wilson recomendó una modificación de la política monetaria del encaje legal en Venezuela y dar el paso al reconocimiento y formalización del dólar como moneda circulante en el país.

“La dolarización llegó. Deben existir créditos bancarios en dólares”, subrayó.

Como cierre de su intervención, Catherine Wilson se dirigió a los jóvenes de Guayana, quienes como ella, continúan apostando por la ciudad y por el país.

“Yo sé que muchos quieren irse, a lo mejor, todos tienen un primo, un hermano, un amigo, que les dice: ‘vente, que aquí se vive mejor’, pero no siempre es así. Somos nosotros los que tenemos que quedarnos, somos fundamentales en el desarrollo de Ciudad Guayana y de Venezuela. El país y esta ciudad nos necesita”, concluyó. Prensa Camcaroní